ADIÓS AL AZÚCAR

Antes yo era muy dulcera, me encantaban los pasteles y todo tipo de chucherías, … vaya que el azúcar en general estaba presente en mi dieta diaria. Sin embargo hace más de 4 años que no tomo azúcar, nada de nada. Os cuento por qué….

El azúcar es algo absolutamente superfluo para nuestro organismo, ya que son calorías vacías, que no nos aportan nada, ni proteínas, ni lípidos, ni minerales, ni por supuesto vitaminas o fibra.

Pero no sólo eso. Ya a principios del S.XX se descubrió que el metabolismo de los tumores malignos dependía en buena medida del consumo de glucosa (la glucosa es la forma que adopta el azúcar dentro de nuestro organismo cuando se digiere). Es decir, las células cancerosas necesitan combustible para crecer. Ese combustible que estas células requieren es el azúcar. Por tanto, podríamos decir que el cáncer se alimenta de azúcar, ya que con ésta estaríamos creando un ambiente propicio para su proliferación.

De hecho el PET (tomografía por emisión de positrones), que es una prueba para detectar el cáncer, mide las zonas del cuerpo que más glucosa consumen. Para ello, previamente se inyecta azúcar en el paciente y dejan que pase un tiempo prudencial para que la misma se distribuya por todo el organismo. Tras esto, te introducen en el TAC y miran si hay zonas que destaquen por un mayor consumo de azúcar, ya que ahí muy probablemente haya cáncer. Cuanta más glucosa capten esas zonas, más activo estará el tumor.

Cuando me enteré de todo esto no salía del asombro, pero a la vez lo vi cristalino: yo podía hacer algo para estar mejor, para crear un ambiente anti cáncer e intentar que los tumores no proliferaran en mi cuerpo, que no crecieran. Se trataba, y se trata, de no alimentar al cáncer. Y me dije: “voy a matarlo de hambre!!!”.

Actualmente, la Organización Mundial de la Salud recomienda no tomar más de 6 terrones de azúcar al día, esto equivale a 25 gramos. Y no pensemos que es difícil sobrepasar esa dosis, y si no echad un vistazo a la cantidad de azúcar que contienen algunos alimentos.

ADIOS AL AZUCAR_POQUITO A POQUITO_CANCER_EXPERIENCIA4

ADIOS AL AZUCAR_POQUITO A POQUITO_CANCER_EXPERIENCIA5

Como veis, con medio litro de coca cola ya estaríamos tomando 12 terrones, el doble de lo que dice la OMS. Además, no sólo tomamos azúcar en los alimentos dulces. Desgraciadamente la mayoría de alimentos procesados contienen azúcar, incluso los destinados a la población infantil.

¿Qué podemos hacer para no consumir azúcar o reducir notablemente el azúcar que consumimos?

  • Comenzar a leer las etiquetas para tomar conciencia de lo que ingerimos y poder elegir a la hora de comprar en el súper.
  • Comprar cuantos menos productos procesados mejor.
  • Optar por merendar fruta, frutos secos o fruta seca.
  • Las alternativas saludables para endulzar son: estevia, xilitol, azúcar de coco, miel, sirope de ágave.
  • Aquí tenéis algunas sugerencias de postres sanos: bizcocho de yogurbizcocho de chocolate y calabacín , mazapán

Además de todo lo comentado, he de decir que me encuentro mucho mejor físicamente sin tomar azúcar que cuando la tomaba: he dejado de comer con/por ansiedad, siento más energía, menos bajones y mi piel presenta un aspecto más sano. En fin, como siempre os digo, esta es mi experiencia. Por mi parte, os animo totalmente a “desengancharos”.

 

Fotos: http://www.sinazucar.org Proyecto fotográfico que pretende visualizar el azúcar libre que hay en muchos de los alimentos que consumimos habitualmente.

¿SE PUEDE COMER SANO FUERA DE CASA?

Muy buenas a todos!!! Ahora que he comenzado mis vacaciones, y muchos de vosotros seguro que las estáis disfrutando ya, u os quedará poco para iniciarlas, es buen momento para hablar de este tema, ya que vamos a tener muchas ocasiones así.

¿Se puede comer sano fuera de casa? La respuesta es sí. Cada vez hay más opciones saludables a la hora de comer fuera: platos vegetarianos, veganos, sin gluten, etc. Pero, incluso en el caso de que no existan estas alternativas en el local en el que os encontréis, siempre es fácil apañarnos.

Si voy a visitar una ciudad por primera vez, busco en internet restaurantes vegetarianos, veganos, o locales que sin ser de este tipo utilicen productos ecológicos, locales y de temporada. De esta manera los localizo en google maps, por si una vez allí nos apetece comer en ellos, tenerlos ya situados. Incluso si sabemos de antemano la planificación del viaje, reservamos mesa para un día concreto. Hay una aplicación que también utilizo para esto. Su nombre es Happy Cow, es una guía de restaurantes y tiendas de alimentación saludable y se puede instalar en el móvil. Es muy útil sobre todo para ciudades grandes.

Esta es una forma genial de conocer sitios espectaculares y disfrutar de la gastronomía local. Un ejemplo: en nuestro último viaje a Tenerife descubrimos un restaurante ecológico en el que elaboraban pasta fresca integral para morirse de rica, y de postre tenían helados de fruta de temporada sin azúcar,… alucinante! Fue una comida estupenda y a la vez económica en el restaurante El Maná, en el Puerto de Santa Cruz, en Tenerife. Os muestro las fotos.

Una vez en el local, yo que no bebo alcohol ni refrescos azucarados, a la hora de elegir bebida, se reducen las opciones, pero siempre puedo pedir: agua mineral con gas; agua mineral con una rodaja de limón que le da un sabor refrescante y además la alcaliniza; si estamos en un sitio donde preparen cocteles tipo mojito, podemos pedir que añadan en el vaso, aparte de limón un poco de hierbabuena y parecerá que estamos tomando un refresco riquísimo; también podemos pedir un zumo natural; un zumo de tomate envasado que no lleva azúcar normalmente; también es buena elección una infusión, que ahora en verano podemos tomarla en vaso con hielo y un trocito de limón.

Para comer, en el caso de que esté en un restaurante tradicional, sin opciones vegetarianas, suelo pedir una buena ensalada y un pescado a la plancha. Es una opción bastante sana y fácil de encontrar y más ahora en verano que muchos estamos en zonas de costa. En las ensaladas intento pedir que no añadan salsas, y dejen que yo la aliñe.  Así evito salsas que puedan llevar nata, queso, o similares.

Otra cosa muy práctica es fijarnos en toda la carta y en los ingredientes que lleva cada plato. Así si por ejemplo tienen un plato que sea arroz con pollo y otro berenjenas asadas rellenas de carne, podemos pedir el plato de arroz pero sustituyendo el pollo por berenjenas.

IMG_20170513_141701
Platazo buenísimo en Portugal este verano: rape con jengibre y naranja.

El personal de los restaurantes suele tener muy buena disposición y yo diciendo que sigo una dieta especial y mirándoles con una gran sonrisa, no he tenido nunca problemas, al contrario, siempre intentan agradar.

Así que ya sabéis, durante las vacaciones también podemos cuidarnos y comer sano, es sólo cuestión de saber elegir y planificar un poquito. Merece mucho la pena porque evitamos comer comida rápida y procesada a la vez que conocemos lugares fantásticos donde disfrutar un montón. Un besazo y hasta la próxima!!

IMG_20170513_141710
Pulpo al lagareiro, receta portuguesa muy típica y deliciosa.

GARBANZOS GERMINADOS

¡Hola a todos! Aprovechando que estoy germinando en casa, quiero hablaros de esta maravilla de la naturaleza que son los germinados.

Las semillas germinadas concentran sustancias muy saludables, están llenas de vitalidad, lo que hace que sean uno de los alimentos más nutritivos que hay. Son verdaderos superalimentos al alcance de todos, pues los podemos preparar en casa de forma muy fácil y sencilla.

Además, que un alimento germine bien, es una garantía de que está menos contaminados, ya que la contaminación dificulta la germinación. Así, si un grano germina, es que tiene suficiente calidad para hacerlo.

Con la germinación, se producen reacciones químicas y se generan multitud de enzimas, por lo que los nutrientes se asimilan más fácilmente y su absorción es óptima. Esto también hace que las digestiones sean más ligeras. Y cuando estamos hablando de, por ejemplo, un potaje de garbanzos, hacer una buena digestión puede ser muy interesante, …

Cuando una semilla germina, se reduce su índice glucémico, aumentan las vitaminas y sales que contiene y también la clorofila, lo cual incrementa el poder antioxidante de los alimentos.

Se pueden germinar muchos tipos de semillas, pero hoy os voy a hablar de los garbanzos, aunque lo mismo sería aplicable a cualquier tipo de legumbre (lentejas, judías, guisantes).

 

GERMINADOS_POQUITO A POQUITO_CANCER4
Garbanzos tras 12h de remojo y 12 de germinación.

 

Para germinar garbanzos, primero los lavamos y los ponemos en remojo, añadiendo el doble de volumen de agua, de 8 a 12 horas. Después se escurren y se lavan. Mojamos un paño limpio de cocina, lo escurrimos, lo extendemos en una bandeja y disponemos encima los garbanzos. Se cubren con el resto del paño.

 

GERMINADOS_POQUITO A POQUITO_CANCER7
Garbanzos tras 12h de remojo y 12 de germinación.

 

Aproximadamente cada 8 horas, abrimos el paño y pulverizamos con agua tanto los garbanzos y como el paño, los removemos para que la humedad sea uniforme y volvemos a cubrir. Han de mantenerse húmedos, pero sin exceso de agua. Esta operación la repetimos hasta que le salga la raíz de 1 a 2 cm.

 

GERMINADOS_POQUITO A POQUITO_CANCER5
Garbanzos remojados 12 horas y germinados durante 2 días.

 

Si se germinan suficientemente, llega un momento que se pueden comer crudos añadiéndolos a ensaladas, para hacer humus, etc. Lo mismo para el caso de lentejas por ejemplo. Yo no suelo tener tanta paciencia y los utilizo casi siempre antes para hacer un guiso con ellos, procediendo de la manera habitual, tan sólo teniendo en cuenta que los garbanzos así germinados necesitarán menos tiempo de cocción.

Las propiedades nutricionales de cualquier legumbre se multiplican con este proceso, con lo que nos beneficiamos mucho más de sus bondades.

Bueno, espero que os haga gustado y que os animéis a experimentar en vuestras casas! Besos!

 

GERMINADOS_POQUITO A POQUITO_CANCER6
Garbanzos remojados 12 horas y germinados durante 2 días.

¿QUÉ COMO?

Muy buenas a todos!! Hoy quiero contaros algo más sobre mi alimentación. A medida que fui cambiando el tipo de alimentos que comía, también fui variando inconscientemente su distribución a lo largo del día. Me explico.

Solía comenzar el día levantándome tarde y, en el mejor de los casos, tomaba un café y una “mini tostada” en casa y salía pitando para el trabajo. En el peor, me iba directamente sin ingerir nada. Por supuesto, a mediodía llegaba con mucha hambre a casa y sin ninguna energía. Las cenas solía hacerlas muy tarde, copiosas y pesadas, lo que hacía que al día siguiente me levantara sin nada de hambre y siguiera con esta rutina, …

Ya digo que a medida que fui haciendo cambios, casi por inercia,   se modificaron mis costumbres:

Ahora desayuno muchísimo (el triple o más que antes). Siempre empiezo con un zumo o batido verde, que dan un montón de energía. Y después suelo tomar un desayuno particular del que en breve os pondré la receta para que lo conozcáis. Pero para que os hagáis una idea es similar a un muesli, aunque sano, casero, integral y sin azúcar. Otras veces, en lugar de estos cereales tomo tostadas integrales supernutritivas (también pondré la receta porque están buenísimas). Así paso la mañana perfectamente, a tope de fuerza y sin sentir ningún bajón.

A mediodía suelo tomar una gran ensalada de primero y de segundo legumbres con verduras (normalmente un guiso), o algún cereal integral (arroz integral, quinoa, trigo sarraceno, …) con verduritas salteadas. En la foto os pongo un ejemplo de lo que puede ser una comida rápida de mediodía.  Normalmente, como os digo, hago dos platos, pero en esta ocasión lo integré todo en uno. Se trata de lo que yo llamo plato combinado saludable. Para ello utilizo una fuente, y en este caso lleva: ensalada de hoja verde, tomate, pimiento y semillas varias; acompañado de quinoa con espárragos verdes y verduritas salteadas. Buenísimo!!!

En cuanto a la frecuencia, para que os hagáis una idea, tomo tres veces legumbres a la semana en la comida y cuatro veces cereal (siempre integral).

MI DIETA_POQUITO A POQUITO_CANCER_EXPERIENCIA
Plato combinado saludable.

Por la noche casi siempre empiezo la cena con una crema de verduras que acompaño con pescado o huevo. Aproximadamente, tomó tres veces a la semana pescado y dos huevo.

Como no tomo prácticamente carne (tan sólo jamón ibérico de bellota y muy esporádicamente algo de pollo ecológico), nada de lácteos, ni por supuesto azúcar, cuando llevaba un par de años ya alimentándome de este modo, empecé a cuestionarme si estaría haciendo lo correcto y por eso decidí consultar con una nutricionista. Ella me dio algunos consejos y en líneas generales me confirmó que todo era acertado. También fui a mi médico y le pedí una analítica completa de vitaminas, proteínas, aminoácidos, calcio, minerales, etc, de cara a chequear sus niveles después de tanto tiempo alimentándome de forma “diferente”. También estaban bien.

Al no ser ninguna entendida en la materia, considero que este seguimiento es importante y por eso lo hago periódicamente.

En definitiva, se trata de combinar y distribuir correctamente los alimentos, y consumir siempre mucha verdura, muuucho verde!! Ahora las cenas son ligeras, lo que hace que descanse mejor y despierte al día siguiente con hambre suficiente como para disfrutar de un desayuno fuerte, empezar el día con mucha energía y no tener bajones a lo largo del día. Las digestiones también son más fáciles. Ahora me doy cuenta del cambio tan grande y positivo que esto supone. Antes no era en absoluto consciente, lo reconozco.

Bueno, espero que os haya gustado y que os animéis a probar. Merece muchísimo la pena.!!!